Terapias familiares

Terapias familiares

Las terapias familiares son un tipo de terapia psicológica que busca ayudar a los miembros de la familia a mejorar la comunicación y resolver conflictos. 

Suele ser a corto plazo. Puede involucrar a todos los miembros de la familia o solo los que quieren  participar.

¿A quién está dirigida?

Está dirigida a familias o los miembros que desean participar de la terapia y que buscan solucionar un conflicto y mejorar la comunicación. 

¿Cuál es el objetivo de las terapias familiares?

Su objetivo es ayudar a mejorar las relaciones con otros miembros de la familia, a comprenderse mejor y a aprender a hacer frente a desafíos o situaciones para acercarse unos a otros. 

Puede ser útil en cualquier contexto familiar que provoque estrés, dolor, ira o conflicto. 

¿Cómo funciona?

Generalmente reúne a varios miembros de la familia para las sesiones de terapia. 

Sin embargo, un miembro de la familia también puede visitar un terapeuta familiar de forma individual.

Las sesiones habitualmente duran entre 50 minutos y una hora y suele ser a corto plazo, por lo general, son alrededor de 12 sesiones. 

Sin embargo, la frecuencia y el número de las sesiones que necesitaran dependerán de la situación particular de la familia y de la recomendación del terapeuta.

¿Quiénes ofrecen las terapias familiares?

Psicólogos que pueden aportar al proceso y que su función es orientar y acompañar en el mejoramiento de la comunicación y relación de la familia en general. 

¿Cuándo asistir?

Cuando existen relaciones conflictivas dentro del núcleo familiar, ya sea entre la pareja, los hijos u otros miembros de la familia. 

Los principales detonantes suelen ser problemas matrimoniales, dificultades económicas o conflictos entre padres e hijos.

Por otra parte, otras causas son las adicciones, duelo, superar hechos traumáticos, enfermedades mentales, entre otros.

¿Qué beneficios trae la terapia familiar?

Todos los individuos tendrán el tiempo necesario para expresarse, podrán hacerlo sin miedo, sin temor a discutir, a que puedan contradecirse sus palabras o a sentirse mal.

 Además, se creará un ambiente tal que permitirá que pueda transmitir sus pensamientos de manera segura, sin ansiedad y sin el temor a que se puedan distorsionar.

Otro beneficio de la terapia familiares enseñar habilidades para profundizar las conexiones familiares y atravesar momentos estresantes.